GENERA VIDAS SALUDABLES EN LOS MÁS PEQUEÑOS

Todos sabemos que la infancia es la etapa en la cual se empiezan a desarrollar diferentes hábitos; el cerebro de los niños es como una esponja que absorbe todo el conocimiento y lo plasma en sus actos, por esto, es importante enseñarles desde temprano a llevar una sana alimentación y dejar los excesos a un lado.

A continuación unos tips para convertir la buena nutrición en un estilo de vida, con el pasar de los años tu pequeño ya grande te lo agradecerá.

  1. Para empezar es primordial que tu pequeño desarrolle el hábito de lavarse los dientes constantemente, la higiene bucal es imprescindible.
  2. Frente a los niños nunca debes decir si el alimento es bueno o es malo, ya que al ponerlo en una categoría, de forma psicológica y sin saberlo el niño querrá u odiará la comida.
  3. Como sabes, el desayuno es la comida más importante, si el niño se levanta sin hambre, debes hacer que coma algo pequeño, y con el tiempo verás que se convertirá en una costumbre y siempre va a comer en las mañanas.
  4. Es importante variar a la hora de las comidas, servir diferentes frutas, verduras preparadas de diversas formas, experimentar con los colores y formas harán que tu pequeño nunca se resista a comer.
  5. Recuerda no prohibir los alimentos, en casa procura dejar de lado la comida muy azucarada, grasas saturadas y alimentos ricos en sodio.
  6. Que tus hijos coman de 4 a 5 porciones de frutas al día, es lo más recomendable para la buena nutrición, y si inculcas esto desde pequeños, al crecer se convertirá en un hábito.
  7. Es de suma importancia la actividad física, actividades después de clase o los fines de semana, y siempre acompañar de una buena hidratación.

Desde pequeños aprendemos lo que es bueno y lo que es malo, y nada mejor que inculcar la buena alimentación para llevar una vida saludable y a su vez, duradera

¿Dudas?, escríbenos